Agencia de Comunicación No Solo Una Idea Bruselas, amor a primera vista - Agencia de Comunicación No Solo Una Idea
Bruselas, amor a primera vista
23 Sep 2015

Bruselas, amor a primera vista

Bruselas, Brujas… un paisaje inolvidable para todos

23 Sep 2015

Bruselas, Brujas… un paisaje inolvidable para todos

Me encanta viajar, conocer otros lugares, su historia, su cultura… Y como amante de los viajes y el turismo, me apasiona el hecho de organizar yo misma toda la ruta. Así que aprovechando que este año era el último de Universidad, tres amigas y yo decidimos preparar un viaje a lo grande para despedir la carrera como nos merecíamos.

Desde que surgió la idea estuve investigando varios destinos, pero finalmente nos decidimos por visitar Bélgica y Países Bajos. Tuvimos la oportunidad de pasar por cuatro maravillosas ciudades: Bruselas, Brujas, Gante y Ámsterdam. Pero en este post sólo me centraré en Bruselas, el resto me lo reservo para más adelante 😉

Nuestro viaje sería en marzo, por lo que desde enero comencé a organizar cada detalle para que todo saliera perfecto. Primero busqué los vuelos, que gracias a Ryanair fueron de lo más económicos. Enseguida una de mis amigas encontró en Homelidays un precioso apartamento dúplex en el centro de la ciudad. Me puse en contacto con la dueña e hicimos nuestra reserva. Estaba equipado con todo lo necesario y encima la ubicación era inmejorable, ¡justo al lado de la Grand Place!

Escaparate de Bruselas

Después de tener vuelos y alojamiento listos, comenzaba la parte que más me entusiasmaba: organizar las rutas que haríamos cada día. En una libreta apunté absolutamente toda la información útil que encontré, desde cosas que ver hasta horarios, precios, cómo llegar… Todo estaba organizado al milímetro. Para ello me ayudé de dos páginas excelentes donde estaba toda la información turística que necesitábamos: bruselas.net y disfrutaamsterdam.com.

En nuestro primer día en Bruselas, después de acomodarnos en el apartamento y hacer una comida ligera, salimos a callejear un poco por el corazón de la ciudad. Primera parada obligatoria: la Grand Place. Uno de los lugares más bonitos que he visto jamás. Cada rincón era mágico, ¡todavía se me pone el vello de punta al recordarlo! Quedamos totalmente fascinadas con cada edificio, y en especial con el Hotel de Ville.

Hotel de Ville Bruselas

Muy cerca de la Grand Place se encuentra el famoso “Manneken Pis”, y en dirección opuesta a este la no tan famosa “Jeanneke Pis”. También visitamos las Galerías Saint Hubert, la Iglesia de San Nicolás y la Bolsa. El tiempo no acompañaba mucho, ya que hacía mucho frío y además empezó a llover, por lo que decidimos probar los famosos gofres y darnos un homenaje con una deliciosa cena en casa y un sueño reparador para recuperarnos del viaje y comenzar el día siguiente con fuerzas.

Manneken Pis

Iglesia de San Nicolás

Gofres de Bruselas

En nuestro segundo día pusimos rumbo a Mini Europe,  un parque temático donde se pueden ver los lugares más emblemáticos de Europa a escala. Lo cierto es que nos sorprendió mucho lo conseguidas que estaban todas las miniaturas, llenas de detalles y algunas incluso con animaciones. A escasa distancia se encuentra el Atomium, una impresionante escultura que representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces. Después de estas dos visitas nos dirigimos a la Basílica del Sagrado Corazón, y para finalizar con las actividades turísticas de ese día volvimos al centro y entramos al Museo de la ciudad, donde se puede ver una muestra de algunos de los cientos de trajes que tiene el “Manneken Pis”.

Basílica del Sagrado Corazón

Mini EuropaSacre Coeur en Mini Europa

Atomium

Esa noche decidimos salir a explorar un poco la vida nocturna de Bruselas y casualmente, sin haberlo planeado, acabamos probando la deliciosa cerveza belga en “Délirium Café. ¡Este pub nos gustó tanto que repetimos cada noche que pasamos allí! Había una carta enorme con montones de variedades de cerveza, de hecho tiene un Récord Guinness por tener más de 2.000 cervezas diferentes. Yo que no soy gran amante de esta bebida, me decidí por la Floris Passion (cerveza de fruta de la pasión) y he de reconocer que me encantó.

Nuestro tercer día estuvo dedicado principalmente a museos, pero primero hicimos una breve parada en el Palacio de Justicia, un edificio majestuoso que nos impresionó nada más verlo; y en Notre Dame du Sablon, una iglesia gótica que quizás sea la más bonita que se puede encontrar en Bélgica.

 

Los precios de los museos en Bruselas son tan bajos para jóvenes y estudiantes que por menos de 10€ pudimos visitar tres en un mismo día. Primero nos detuvimos en el Museo Magritte, sin duda mi favorito. Además de montones de obras de este pintor surrealista, también se exponen cartas, fotografías y diversos documentos. En definitiva, un recorrido por la vida de este interesante personaje. El siguiente museo fue el de instrumentos musicales, un recorrido interactivo por la historia de una gran cantidad de instrumentos. Al medio día hicimos una parada en el Parque de Bruselas para almorzar y de paso ver el exterior del Palacio Real. Tras esto visitamos las ruinas del antiguo Palacio de Coudenberg, que fue una de las residencias principales de Carlos V.

Parque de Bruselas

Palacio Real de Bruselas

Nuestro último día en Bruselas aprovechamos para visitar la Catedral de San Miguel y Santa Gúndula que estaba muy cerca de nuestro apartamento, y después nos trasladamos hasta el Barrio Europeo, donde pudimos visitar el Parlamento Europeo y ver todos los edificios más importantes dónde se desarrolla la política comunitaria. Muy cerca de allí se ubicaba el Parque y el Palacio del Cincuentenario, construidos para rememorar el cincuenta aniversario de Bélgica como nación. Dentro de este Palacio pudimos disfrutar del Museo de Historia Militar, donde se conservan muchos uniformes, armas, documentos…

Barrio Europeo

Parlamento Europeo

Catedral de Bruselas

Palacio del Cincuentenario

En definitiva, Bruselas nos enamoró por completo cada minuto que pasamos allí. A mi personalmente me cautivó la Grand Place, y puedo prometer que la próxima vez que vuelva me aseguraré de que sea en el mes de agosto de un año par, ya que no pienso perderme el tapiz de flores que decora esta hermosa plaza y que hace que sea más maravillosa aún si es posible.

¿Habéis visitado Bruselas alguna vez? ¿Qué experiencia tuvísteis? ¡Contadme más en los comentarios! Os veo por mis redes sociales:

Facebook

Twitter

Instagram

Dejar un comentario
MAS POSTS
Comentarios
Comentario